Aventuras en Velero

Durante su infancia en Ibiza, el propietario de Cas Gasi, Luis,  disfrutaba de su tiempo libre en un llaüt, el pesquero tradicional de las islas Baleares, de su padre, registrador de Ibiza. Fabricado de madera según estándares exactos por expertos artesanos, aún se puede ver el llaüt por las aguas ibicencas hoy día. A través de la pasión que tuvo su padre, Luis se enamoró de la navegación y juntos, padre e hijo, salían a la mar en busca de aventuras, descubriendo las playas y calas secretas de Ibiza.

Luis nunca perdió su pasión por navegar. Después de nacer su primera hija, se compró un velero y lo llamó ´Carmen´ como ella. Pasó casi un año navegando en el “Carmen” por el Mediterráneo, por las islas griegas, llegando hasta Túnez, siempre soñando navegar por el mundo entero.

A través de su amigo Javier, arquitecto naval, se implicó en el proyecto de una regata alrededor del mundo: Whitbread Round the World Race 1985/1986. Los dos armadores financiaron la construcción del barco, Luis con un préstamo bancario y Javier con una hipoteca sobre su casa.

La primera regata en el estilizado sloop de 20metros, que llamaron“Siesta”,  con una tripulación entusiasta de 10 personas, fue la regata Transmed desde La Grande Motte a Alejandria – llegando los primeros! Compitieron en diferentes regatas más, siempre con resultados favorables, hasta conseguir el patrocinio de Tabacalera Española como ´Fortuna Lights´ y participando en la Vuelta al Mudo Whitbread Round The World Race 85/86 desde Southampton a Ciudad del Cabo, Auckland y Punta del Este, pasando por el Cabo de Hornos.

También Margaret, que a través de Luis conoció el mundo de la vela, se sumó al proyecto, y junto a Bárbara, la mujer de Javier, estuvieron al cargo de las operaciones terrestres y la logística, manteniendo la comunicación con el barco por radio, organizando piezas de repuesto y envíos, y facilitando el pronóstico del tiempo desde el otro lado del globo. En la época antes del Internet, es increíble cómo todo pudo funcionar tan bien.

Luis nunca ha cesado en su pasión de navegar, y es obligatorio para él hacer una visita diaria a su velero actual de 15-metros, saliendo a navegar a Formentera con la familia siempre que le es posible.  Luis es el capitán en su barco, y se siente tan a gusto sobre el agua como en la tierra firme de Cas Gasi.

Así que, para organizar un viaje personalizado en velero o barco de motor a Formentera o para una vuelta a la isla, nada mejor que contactar con el experto equipo de Cas Gasi.