Forma, funcionalidad y belleza

No es un secreto que a la propietaria de Cas Gasi, Margaret von Korff, le guste retocar continuamente el hotel. Ya sea con una planta recién descubierta en su jardin o restaurando una antigüedad devolviéndola a su estado original, su mirada está siempre puesta en darle una vuelta más al atractivo estético del hotel.

Algunas de las aportaciones más recientes a las habitaciones y a las zonas comunes son el resultado de una relación muy especial que empezó hace ya 15 años, cuando Margaret llevó un par de sillas a un taller de decoración local para ser tapizadas. Allí conoció a Christopher Stone – un ebanista, escultor y artista procedente de Londres.

12 años después, Margaret volvió en su busca y durante los tres últimos años han estado trabajando conjuntamente para darle unos toques estéticos al hotel, en los que Chris ha prestado su talento como ebanista, y su creatividad como pintor, con unos colores irreverente y divertidos..

Su aprendizaje como ebanista le hizo practicar la precisión y geometría, pero Chris quiso desarrollar esos elementos y darles un giro hasta amoldarlos a su propio estilo, al que describe como “natural y algo loco”. Para Margaret, él ha aportado una nueva perspectiva a su mirada, desafiándola a ver las habitaciones y espacios del hotel desde un ángulo diferente. Está claro que es una participación en la que ambos disfrutan inmensamente, ya que se deleitan en su interés compartid, por la forma, funcionalidad y belleza.

Conocido por sus esculturas y pinturas, Christopher Stone tiene grandes planes para aumentar el muestrario de sus creaciones en Cas Gasi. ¡Sigue atentamente este espacio… y también el del hotel!